Programa Centro Integral de Terapias Equinas Mä Wawaqui Sarañani

Esta alternativa terapéutica no convencional, donde la triada paciente-caballo-terapeuta, están integrados, con roles definidos y con objetivos programados y secuenciales, es un recurso que permite potenciar las capacidades, empleando el caballo como agente promotor de beneficios tanto a nivel físico como psicológico. Esta actividad exige la participación del cuerpo entero, contribuyendo el desarrollo de la fuerza muscular, relajación, toma de conciencia del propio cuerpo y el perfeccionamiento de la coordinación motora y del equilibrio, ayuda también al paciente en afrontar sus temores, desarrollando confianza en sí mismo.

Se sustenta en tres principios terapéuticos:

  • Se transmite el calor corporal del caballo al jinete (el caballo suele tener 38º de temperatura, pudiendo llegar a 38.8º si se encuentra en movimiento, al transmitir ese calor al cuerpo humano, los músculos y los ligamentos se relajan, también se relajan los abductores y se distienden, situación que perdura seis o siete horas después de terminada la sesión).
  • Se trasmiten los impulsos rítmicos del dorso del caballo al jinete (el movimiento del caballo transmite impulsos rítmicos directamente al cinturón pélvico del usuario, también a la columna vertebral y a los miembros inferiores. El andar del caballo “al paso” transmite de 110 a 120 impulsos por minuto, y este movimiento se asemeja mucho al de los humanos al caminar, estos impulsos son provocados por la contracción y la distención regular de los músculos lumbares y ventrales del caballo, estos son los movimientos que permiten que el jinete se adapte al movimiento oscilante, provocando la mantención del equilibrio y el enderezamiento del troco. La respuesta del usuario a estos impulsos es una coordinación psicomotriz de ambas partes del cuerpo sin necesidad de usar las piernas sin embargo estos impulsos también llegan hasta las piernas).
  • El movimiento tridimensional del caballo, de una manera equivalente a la manera de caminar del humano (el andar del caballo proporciona un movimiento tridimensional, en el plano sagital (adelante-atrás); plano frontal (arriba-abajo); horizontal, transversal (derecha-izquierda), en movimientos de rotación, este principio tiene mucha importancia cuando se tratan disfunciones neuromotoras).

Algunos de los ejercicios y sus beneficios:

  • Doblarse hacia adelante: se provoca una gran relajación y se estimulan los miembros superiores y músculos abdominales y pectorales.
  • Echarse hacia atrás: se estimulan los músculos dorsales y lumbodorsales.

Cruzado sobre el caballo: El calor va directamente a los músculos abdominales y estimula el peristaltismo de los intestinos (conjunto de movimientos de contracción del tubo digestivo que permiten la progresión de su contenido)

Misión

Proporcionar un servicio integral a los usuarios y su núcleo familiar, brindando la oportunidad para el desarrollo de sus capacidades y potencialidades, en pro de su integración biopsicosocial mediante la terapia asistida por caballos.

Visión

Ser un programa líder y reconocido nacional e internacionalmente que brinde servicios integrales con la finalidad de mejorar la calidad de vida de las personas a través de las terapias equinas

Valores

  • Respeto a la diversidad, comprendiendo las individualidades del ser integral.
  • Respeto por los animales y los valores fundamentales de la vida diaria.
  • Solidaridad, siendo conscientes de las necesidades del otro.
  • Responsabilidad, a través del trabajo y el esfuerzo, facilitando las herramientas y atención necesarias para el apoyo en la consecución de nuevas metas.
  • Compromiso con el aprendizaje y el voluntariado.
  • Pasión por lo que hacemos.