Memorias del Congreso de Humanidades

Lecturer - Computer Science

El congreso de Humanidades: todo un éxito

La Unidad de Internacionalización, a cargo de Franco Gamboa, fue artífice de toda la organización temática, logística y estratégica del congreso. Fue un reto que se asumió con eficiencia. El sueño de la realización de este evento nació como parte de una proyección internacional que la decanatura y vice-decanatura de la Facultad de Humanidades de la UMSA imaginaron en diciembre de 2015. Todas las gestiones empezaron a diseñarse de forma cuidadosa y, sobre todo, con un enfoque plural y abierto. En el fondo, la misión que siempre guió todos los esfuerzos fue contribuir a elevar el nivel académico de la Facultad de Humanidades, así como ofrecer a los docentes y estudiantes un aliciente que permita internacionalizar la educación superior. Mis aportes fueron claros y los llevé adelante en medio de muchos conflictos pues el celo profesional y la ineficiencia obstaculizaron algunos tramos del camino recorrido.

Las ocho carreras de la Facultad de Humanidades: Ciencias de la Educación, Lingüística e Idiomas, Psicología, Turismo, Bibliotecología y Ciencias de la Información, Filosofía, Literatura e Historia reconocieron que el congreso celebrado del 12 al 14 de septiembre de 2016 logró que la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) se conecte con otras universidades y centros de investigación de diferentes países del mundo. Esto enriqueció teórica y metodológicamente todas las temáticas de la agenda planificada para las diferentes mesas de trabajo y abrió nuevos temas de investigación para todas las unidades académicas, junto con posibilidades de establecer redes de investigación en el ámbito latinoamericano y mundial.

La realización del congreso fue oportuna en un contexto de crisis de las Humanidades. En muchas situaciones, las Humanidades tuvieron algunos obstáculos para prosperar, frente al avance de las ciencias duras y la priorización del crecimiento económico. Sin embargo, el congreso logró el éxito esperado gracias a la notable participación estudiantil. Los tres días del evento contaron con la colaboración de profesionales de alto nivel en el campo de las Humanidades y las Ciencias Sociales. Además de las mesas de trabajo donde se discutieron las ponencias, el congreso articuló a una oferta diversificada de actividades como talleres, coloquios, feria de materiales y actos de homenaje.

Las memorias, que en algún momento se presentarán al gran público, tienen el propósito de convertirse en un testimonio vivo y categórico sobre los aspectos positivos del congreso. Como toda obra humana, junto con el cumplimiento de los objetivos, surgieron problemas organizacionales, logísticos y materiales, pero no se opacó el impacto final del congreso. En consecuencia, los resultados alcanzados en el congreso no podrían ser evaluados sin la correlación con los objetivos establecidos que se convirtieron en el marco de referencia para orientar todas las actividades. El congreso cumplió en un cien por ciento con sus objetivos.

Objetivo general

Reflexionar sobre los problemas contemporáneos que afectan a Bolivia, América Latina, las Américas y el mundo desde horizontes teóricos flexibles y adaptados a un abordaje multidisciplinario, para reimpulsar las humanidades como núcleos de pensamiento crítico y generación de nuevas alternativas de construcción científica.

Objetivos específicos

  • Ejecutar el Primer Congreso Latinoamericano de Facultades de Humanidades, Ciencias de la Educación, Derecho y Ciencias Políticas en la ciudad de La Paz, los días 12, 13 y 14 de septiembre 2016, impulsando una discusión académica, política y cultural sobre el nuevo papel de las humanidades como baluarte crítico frente a la tecnologización impersonal y mercantilizada de los conocimientos en el siglo XXI.
  • Estimular la investigación que dé oportunidad al pensamiento utópico.
  • Analizar los efectos que la globalización genera en Bolivia, de tal manera que el Congreso produzca conocimiento humanístico, bajo la influencia que proviene de las relaciones internacionales e influjos desde América Latina y el mundo.
  • Abrir un terreno de constante auto-reflexión, auto-crítica y evaluación que facilite comprender de qué manera se puede mejorar la enseñanza universitaria, junto con sus debidos estándares de calidad y competitividad para formar recursos humanos que estén a la altura de los acontecimientos contemporáneos.